Viajes en familia

Viajes en familia

Para asegurar un buen desarrollo de las vacaciones en familia y que todo el mundo disfrute al máximo de estos días conviene tener presentes los siguientes puntos:

  1. Que toda la familia participe en la organización de las vacaciones ayuda a que éstas se conviertan en una actividad anhelada por todos los miembros. Cada uno en su medida disfruta planificando e imaginando lo bien que lo pasarán todos juntos.
  2. A la hora de salir con niños es mejor no escatimar en equipaje. Es imprescindible no olvidar sus juguetes o utensilios preferidos. Todos ellos colaborarán en la adaptación del niño al nuevo ambiente.
  3. No es necesario desplazarse con grandes cantidades de ropa. Lo esencial es que sea cómoda.
  4. No es necesario seguir unos horarios estrictos en las comidas del niño, pero sí es imprescindible no obsesionarse con su inapetencia.
  5. La comida no tiene por qué ser tan elaborada. Las ensaladas y las comidas frías pueden ser del agrado de todos en los días calurosos de verano.
  6. Antes de acostar al niño, se debe tener la precaución de controlar la temperatura de la habitación, para que ésta no sea impedimento a la hora de conciliar el sueño.
  7. Se debe controlar que en la habitación no haya mosquitos, para que sus picaduras no molesten al niño, impidiéndole descansar.
  8. Al acostarle, se seguirán los rituales y despedidas de siempre, aunque los padres tengan que permanecer un poco más de tiempo junto al niño para tranquilizarle.
  9. Para que todos puedan disfrutar, es imprescindible compartir las tareas entre todos. Éstas deben ser mínimas, ya que una limpieza rápida diaria será suficiente para mantener el lugar escogido en condiciones.
  10. Los más pequeños también pueden asumir algunas tareas y responsabilidades. Una vez terminadas las obligaciones, no queda más que disfrutar.
Show Buttons
Hide Buttons